Get Flash to see this player.

En Festival del Sexo

En Festival del Sexo

Sensualidad, sexualidad y pasión desenfrenada


Las mujeres, el sector de público que más ha crecido durante los últimos años, tuvieron su espacio propio con actividades de todo tipo.

Sensualidad, sexualidad y pasión desenfrenada, son las sensaciones que pudieron palparse en la propia piel durante los cinco días en que tuvo lugar el XV Festival de Cine Erótico de Barcelona (España).

Espectáculos eróticos, charlas sobre seducción o tuppersex, presentaciones de libros o desfiles de moda y numerosos artículos, como pastelería afrodisíaca o juguetes, se encontraron en esta gran feria del erotismo.

Área mujer


Aunque el público mayoritario del Festival de Cine Erótico de Barcelona (FICEB) fue el masculino, la presencia de mujeres en el recinto evidentemente es cada vez mayor (100 mil mujeres en los últimos 14 años), por lo que los organizadores pensaron en dedicar un espacio al erotismo femenino.

En el “Área mujer” sólo pudieron acceder ellas y, en todo caso, ellos acompañados siempre de sus chicas. El objetivo principal fue la formación en el sexo y el erotismo.

Así, se organizaron clases de seducción, sesiones de tuppersex, charlas sobre alimentos afrodisíacos, presentaciones de libros y hasta espectáculos lésbicos. ¡Para que luego digan que el erotismo sólo interesa a los hombres!.

El colectivo gay también estuvo representado en el Ficeb. El “Heatgay” fue el espacio dedicado a “otro de los sectores de público que ha crecido a lo largo de la historia del salón”, según el portavoz del festival, José María Ponce.

Dos concursos fueron las actividades estrellas de esta área: uno se llama “garganta profunda”, en el que se ganaba un premio en “metálico” canjeable por productos del festival para quien se tragó la salchicha más larga; el otro, “el follómetro”, cuyo finalista debió conseguir bombear el mayor número de veces, en treinta segundos, un orificio situado estratégicamente.

El cine erótico no tiene fronteras


El festival incluyó distintos concursos cinematográficos divididos en tres categorías: gay, fetiche o sado, y heterosexual, además de otro dedicado a los cortometrajes.

Los organizadores del Ficeb homenajearon en esta edición al actor de cine pornográfico Nacho Vidal, por lo que se presentó una retrospectiva de su trayectoria profesional.

Además, los asistentes pudieron acudir a clases de formación como actores porno o a un taller para futuros directores de este género cinematográfico.

El estreno de la última producción del actor Rocco Siffredi fue otra actividad importante del apartado cinematográfico. “Furious Fucker” es el nombre del largometraje en el que el actor conjugó el porno con su pasión por las motocicletas.

En el plató instalado en el recinto, junto al escenario donde se programaron streaptease” y sesiones de sexo en vivo, se rodó durante los días del festival una película X con la asistencia del reconocido realizador Pierre Woodman.

Como última novedad, está el Club Bizarre, que “este año se convierte en un espacio mucho más abierto, como un bar temático”, donde se mostraron espectáculos de sadomasoquismo y fetichismo.

Productos eróticos de todo tipo


Pasteles y golosinas eróticas, ropa sensual, juguetes y DVD. Todo este material auxiliar para las relaciones sexuales se pudo encontrar en el Ficeb.

Colores y formas de todo tipo y para todos los gustos y alguna que otra sorpresa, como por ejemplo una silla fálica de madera, llena de miembros sexuales masculinos, ideada por la firma italiana Beppino Lorenzez, especialmente para espectáculos eróticos.

El mundo del sexo y la seducción tuvieron su espacio físico en el XV Festival de Cine Erótico de Barcelona, un certamen en el que no sólo tuvo cabida el arte cinematográfico de este género, sino todo lo que lo envuelve.
ImprimirEnviar a un amigo
¿Quienes somos?|Punto "G"|CEDOC|Capacitación|Alcance Geográfico|Contáctos|Noticias|Galeria|Enlaces|Escribanos