Get Flash to see this player.

Cómo lucir más bella durante el embarazo

Cómo lucir más bella durante el embarazo
Como durante el embarazo se experimentan muchos cambios, es importante que tomes las precauciones necesarias, para evitar que se deteriore tu belleza. Aquí te ofrecemos algunas reglas básicas que te ayudarán a verte más atractiva en esa etapa crucial de tu vida.

Cómo prevenir las estrías del vientre


Aunque se cree que las estrías son obligatorias en el embarazo, muchas mujeres no presentan este problema que consiste en que la epidermis, que es la capa superficial, deja entrever la dermis, situada más abajo.

No existe ningún tratamiento para eliminar las estrías, pero sí para prevenirlas. Para ello:

a. Evita el exceso de peso.

b. Manten la piel bien lubricada.
c. Cada vez que puedas, 3 ó 4 veces al día, durante todo el embarazo, aplícate buenas cremas nutritivas e hidratantes a base de vitaminas A y D. Para darle mayor elasticidad a la piel.

La importancia del maquillaje


Como durante esta etapa la mujer tiene que sustituir su ropa por los vestidos de maternidad, se siente gorda, se cansa, lo que se nota en su apariencia y hasta llega a deprimirse, es imprescindible que sigas una rutina de belleza y dedicarle mucho tiempo al maquillaje, pues mientras más bella te veas mejor te sentirá, física y emocionalmente.

La alimentación


Como la piel es el barómetro de la salud, cuando hay cambios hormonales, ésta se afecta enormemente. Por eso, el mejor consejo es que en ese periodo tengas una alimentación rica y balanceada. Seguir las indicaciones de tu ginecólogo es el mejor camino para obtener los mejores resultados.

La piel


1. El aumento de estrógeno durante el embarazo disminuye la producción de glándulas sebáceas la piel se vuelve más seca. Por lo tanto:

a. Si tienes la piel grasosa comience a usar inmediatamente productos de belleza diseñados para pieles normales.

b. Si tienes el cutis de normal a seco, es probable que durante esta etapa los poros se te abran más para eliminar las impurezas de la piel, y que en ésta aparezca una pequeña erupción. Lo más indicado en este caso es aplicarte una buena máscara para controlar esos brotes.

c. Pero cualquiera que sea el tipo de piel, lo más importante es limpiarla cuidadosamente ya que al aumentar la transpiración, los poros trabajan mucho más cambiando la apariencia del cutis.

2. El mismo cuidado que tienes con el rostro ténlo con el resto de tu cuerpo, aplicando durante el baño un humectante diariamente.

3. Debido al aumento de esteroides, notarás que tu piel se broncea más y que empiezan a aparecer manchas oscuras provocadas por la mayor producción de hormonas suprarrenales. Aunque no existe nada para eliminarlas, (a la larga desaparecerán) puedes atenuarlas usando una base correctora y para evitar que se oscurezcan todavía más, protégete del sol usando una crema bloqueadora.

4. Las dos terceras partes de las mujeres gestantes tienden a presentar problemas con los vasos capilares que se ven como pequeñas arañas rojas, sobre todo a los lados de la nariz y en las mejillas y a tener venas varicosas en las piernas. En ambas situaciones, para disimularlos, usa una base correctora. Y en el caso específico de las venas, pónte medias especiales para controlar el problema.

Tu cabello y el PH


Este sufre un cambio radical volviéndose o más seco o más grasoso.

Lo indicado es examinarse el pH (el grado ácido o alcalino).

La escala va de 1 a 14. De 1 a 7 es ácido (oleosidad nula) y de 7 a 14, alcalino (oleosidad exagerada.) El pH ideal es el neutro (5 ó 6 puntos.) Una vez que conozcas el pH:

a. Cómprate el champú adecuado.

b. Si tu cabello se ponen muy seco, date un tratamiento de aceite caliente por 20 ó 30 minutos. Luego, envuélvelo en una toalla mojada y tibia y cúbrelos con un plástico. Lávate la cabeza dos o tres veces para eliminar bien el aceite, y date un buen enjuague.

c. Si tienes el cabello muy grasosos, lávalo con un champú especial para este tipo de pelo y a continuación pónte un poco de enjuague (rinse) en las puntas.

Una bendición para las uñas


Por este departamento no te preocupes, pues a las mujeres embarazadas las uñas se les ponen más fuertes y les crecen más rápidamente. Eso sí, esto la obliga a hacerse la manicure y la pedicure con más frecuencia. Durante esta etapa es preferible que te pintes las uñas en colores claros y discretos.

La resequedad de los senos


a. En esta etapa los senos se ponen más grandes y más firmes, pero de vez en cuando puede sentirse una sensación de ardor, todo lo cual tiene que ver con la formación de leche.

b. Alrededor del cuarto mes se comienza a segregar una sustancia amarillenta, el calostro.

c. En la etapa final, las venas de los senos se verán bastante dilatadas porque estarán trabajando intensamente para llevar a ellos la sangre necesaria para el perfecto funcionamiento de las glándulas que producen la leche materna.

d. Mientras todos estos cambios ocurren, debes aplicarte en ellos una generosa capa de crema tres o cuatro veces al día, para evitar que la piel se reseque y surjan estrías.

Si sigues todos estos consejos le será mucho más fácil mostrarse positiva y feliz, y reflejarás por fuera la belleza de ese ser maravilloso que llevas por dentro.
ImprimirEnviar a un amigo
¿Quienes somos?|Punto "G"|CEDOC|Capacitación|Alcance Geográfico|Contáctos|Noticias|Galeria|Enlaces|Escribanos